vQLx-BmOXUBhBzwV0mvT0mqbZQs Malpica de Bergantiños "Tienes que venir" turismo de calidad.: septiembre 2015

28 sept. 2015

EL ESCARABAJO VERDE YA ES TRASNO TVE


Difícil explicar en un post lo vivido esta semana con el superequipo de El Escarabajo Verde, de Televisión Española, que desplazó a 5 personas durante toda la semana para hacer un documental de O Camiño dos Faros, que será emitido dentro de un mes.
12004033_10153581816923555_6466408017845604708_n
Una gran experiencia en la que participamos más de 50 trasnos y que recorrió toda la ruta desde Malpica a Fisterra. Y un equipo del programa que disfrutó de un paisaje en cada paso, de los trasnos y de personajes como Suso Lista, Rafael Lema, José Luis Rabuñal o Juan Carlos Canosa, que ayudaron a componer la historia de esta aventura.
DSC_0170
Y su experiencia no pudo haber sido más positiva, tanto por la meteorología cambiante, que permitió ver A Costa da Morte en todo su esplendor, como por el buen rollo que hubo desde el primer momento entre los dos equipos. Las 14 horas de material grabado se comprimirán en un documental de 28 minutos que, os adelanto, va a ser espectacular.

22 sept. 2015

Guia turistica editada por el ayuntamiento de Malpica de Bergantiños "bienvenidos"

La guia útil para disfrutar con los cinco sentidos publicada por el ayuntamiento de Malpica de Bergantiños es una magnífica herramienta para conocer los puntos más sobresalientes del ayuntamiento haciendo fácil los desplazamientos a nuestros visitantes.

12 sept. 2015

MILAGRO EN COMPOSTELA - AÑO 866



El 18 de Junio del año 866, el rey D. Alfonso III nombra a Adaulfo II obispo de la sede de Iria y Compostela, pidiéndole que procure regirlas con vigilancia y firmeza, extirpando los vicios y malas costumbres y que haga oración por él con toda su congregación, como repite al final del diploma. "Omnia vigilater …….....cum omni congregatione vestra" ( Tumbo A, fol 2; España Sagrada, Tom. XIX). Aquí se ve ya que la Iglesia de Compostela ocupaba el primer lugar de la Diócesis.

Las eminentes virtudes de Adaulfo II, y acaso su celo por la conservación de la disciplina eclesiástica, ofuscaban con sus destellos a muchos espíritus débiles (ó fuertes, según la carne), que no podían soportar el vivo resplandor de tanta luz. Urdieron, pues, una conspiración para sepultar en el cieno á quien de él pretendía levantarlos. Buscaron como cómplices e instrumentos a algunos de los servidores de la Iglesia Compostelana (Fueron cuatro los criados del obispo: Iadón, Cadón, Ensión y Auxilión), y los instigaron para que acusasen ante el rey al obispo Adaulfo II del torpísimo vicio de sodomía.

El rey muy sorprendido, dio oídos a la denuncia de los siervos, los cuales de tal modo supieron presentar el hecho, que el crimen parecía fuera de duda. Sin embargo, como no era procedente el castigo por solo la acusación de los siervos, juzgo que el obispo debía purgarse del delito ó demostrar públicamente su inocencia, por medio de una de aquellas pruebas que estaban tan en uso en la Edad media, y que se conocían con el nombre de pruebas vulgares o juicios de Dios. La prueba propuesta, por consejo de los maliciosos émulos del Prelado, fue el ser expuesto á la furia de un toro bravísimo azuzado por los ladridos de encarnizados perros.

Acepto Adaulfo II; y el día convenido, después de celebrar con el fervor y devoción de que era capaz la Santa Misa con el ceremonial prescripto para tales casos, y revestido de pontifical, salió a la plaza en que había de tener lugar el terrible drama (La plaza en cuestión, yo creo que era lo que ahora se conoce como San Clemente, antes Campo de la leña y mucho antes era un descampado con pinos).

Grande era el concurso, afanoso de contemplar la escena; pues el espectáculo lo requería, o que no podía ser más que una experiencia jurídica de la inocencia de un tan cualificado acusado. Sale enfurecido el toro; y la ansiedad por ver el desenlace del encuentro entre el obispo y el toro se refleja en el semblante de todos los asistentes. Y en efecto, el desenlace resultó bien digno de ser contemplado. Así que el toro advirtió la presencia del obispo, depuso su fiereza y se acerco manso, sumiso y humilde hasta poner sus temidas defensas, como señal de reverencia, entre las manos del prelado.

Vencida estaba la prueba; Adaulfo II fue declarado inocente del crimen y los acusadores de falsarios y perjuros. El prelado no se aprovecho de su triunfo, perdonó a los falsarios, después de renunciar a la Sede y hacer publica manifestación de que olvidaba la injuria. Desde entonces se dispuso a satisfacer la constante aspiración de su vida, el entregarse de lleno a la contemplación retirándose a un lugar de Asturias (Iglesia de Santa Eulalia del valle de Pravia y en la cual a su muerte fue sepultado).

Díjose, por último, que el toro había dejado sus astas en las manos del prelado y se colgaron como recuerdo, en el baldaquino del altar mayor de la iglesia de Santiago de Compostela (Hoy catedral).

Antes de retirarse a la meditación dejo el obispado en las manos de de su sobrino por parte de madre, Sisnado I, el cual trajo sus restos de Asturias a Compostela, y les dio honrosísima sepultura.

Leyenda ó Milagro ??????

8 sept. 2015

MALPICA DE TAJO - "Tierra de Castilla"



Malpica de Tajo proximo hermanamiento con Malpica de Bergantiños perfecto interior y costa.

El municipio se encuentra situado «en una llanura á la izquierda del Tajo»8 cerca de Talavera de la Reina. Pertenece a la comarca de Torrijos y linda con los términos municipales de Cebolla y Mesegar de Tajo al norte, El Carpio de Tajo al este y sur, San Martín de Pusa al sur, La Pueblanueva al oeste, y Bernuy al oeste, todos de Toledo.

Su clima es continental, suavizado por el entorno. En el término predominan el monte bajo y los cultivos. Además del Tajo, es recorrido por el río Pusa y el arroyo Cedena, afluentes del primero.

Aunque se desconoce su origen, se sabe de su existencia en los tiempos romanos. Además de su aparición en el documento de 1240 mencionado, aparece en otros como en el de confirmación de la donación dePedro I del Señorío de Valdepusa a Diego Gómez, notario mayor, el 26 de mayo de 1357, donde puede leerse «... denos la justiçia en el señorío de Valdepusa, término de Talauera, que comienza desde el Alcanchal fasta en el río de Tajo, asy como parte con Mal pyca...»12

En 1599 se crea el título de marqués de Malpica por orden de Felipe III otorgándoselo a Pedro Barroso de Rivera y Figueroa, siendo Malpica la cabeza de este señorío.

A mediados del siglo XIX tenía 80 casas y el presupuesto municipal ascendía a 6.000 reales de los cuales 2.000 eran para pagar al secretario.8




6 sept. 2015

La leyenda de Sta. María de Conxo


La leyenda de Sta. María de Conxo

Esta historia tan bella de Sta. María de Conxo, que en aquel momento nadie podía imaginar que lo que comenzó siendo una locura de amor acabaría convertido en un manicomio.
Esta leyenda pertenece a la peregrinación religiosa y al devaneo mundano.
Es el sepulcro de un caballero y la celda de una dama.

La leyenda comienza en un pueblecito llamado Beauvais (Bratuspantium), en la región de Picardía de la actual Francia, en los albores del siglo XII. Dicho territorio era gobernado por un anciano y noble caballero (Señor de Beauvais), padre del apuesto y galante Almerico Canogio. En la misma corte vivía una bella dama, rubia y de ojos claros, tan bella como virtuosa, de nombre Rusuida. Y como en todas las historias de amor de la época, que se precie también existía un pretendiente vil, cruel y malvado, que era despreciado por Rusuida, el Conde Guarino.

Almerico Canogio y Rusuida muy enamorados, deciden contraer matrimonio. Cuando se están celebrando los festejos previos al enlace, el señor de Picardía cae gravemente enfermo, de una enfermedad desconocida y el Obispo Carnoto aplaza los esponsales y aconseja que Almerico peregrine a Compostela para interceder por la salud de su padre ante el Apóstol. Almerico Canogio como buen hijo decide peregrinar a Compostela en compañía del Obispo Carnoto, para así lograr la curación de su padre.

Rusuida intranquila por un mal sueño que había tenido, trata de convencerle para que no peregrine, pero Almerico no presto oídos a su amada Rusuida.

El Conde Guarino atisba la posibilidad de librarse de su contrincante y decide seguirlo en el peregrinaje, con el fin de encontrar una ocasión para darle muerte.

Almerico Canogio rechaza todo tipo de escolta y enfundado en la esclavina y con el báculo en la mano, parte para Compostela como un romero más en medio de los pajes que acompañan al Obispo Carnoto.

El Conde Guarino también partió siguiendo a Almerico. Pasan los días y Rusuida intranquila por aquel sueño que había tenido, y viendo que Guarino había salido tras su amado, decide salir hacia los Pirineos acompañada de una dama y dos pajes, tratando de dar alcance a su amado Canogio y librarle así del peligro que le acecha, contándole la partida del malvado Guarino.

Sin embargo el tiempo corre en su contra y llega demasiado tarde. Cuando Almerico Canogio y la comitiva del Obispo Carnoto llevan cuatro jornadas en España, descansando en un Hospital de peregrinos. A media noche una sombra atraviesa las galerías en dirección a la sala donde descansan, es el infame Guarino que al ver acostado y durmiendo aAlmerico Canogio atraviesa su cuello con una mortal estocada de su espada.

Poco después hace su entrada en el Hospital la bella Rusuida que al ver el crimen cometido cae desolada en brazos del Obispo, y allí mismo pronuncia un voto religioso. Por lo que allí mismo decide que su prometido termine el Camino aún estando muerto.

El cadáver es trasladado a Santiago y Rusuida después de visitar la catedral de Santiago y pedir al Apóstol la pronta recuperación del señor de Beauvais, buscando un lugar para descansar se dirigen hacia el rio Sar, en las faldas del monte Pedroso, y sobre un ribazo distingue una bandada de palomas volando en círculos.

La bella dama en ese momento decide emplear todas sus riquezas en la construcción de una iglesia, para dar sepultura en ella a su amado, en ese hermoso sitio donde vio volar en círculos la bandada de palomas (¿Fonte da Virxe?) y dedicarlo a la Virgen poniéndole el nombre de Santa María de Canogio ( Conxo).

El Arzobispo Gelmírez, viendo la posibilidad de fundar el primer convento de monjas de España, lo bendice y apoya, nombrando a Rusuida la primera Abadesa de la congregación.

Este monasterio fue dedicado a la Madre de Dios en 1129, bajo la advocación de Santa María de Canogio en recuerdo del infortunado amante, que fue enterrado en un lado del coro de la iglesia. Restos que hoy no se conservan.

Sigue la leyenda que a la muerte de la abadesa Rusuida el monasterio cae en desuso, hasta que Gelmírez decide refundarlo instalando allí una congregación de Monjas Benedictinas.

La reforma monacal realizada en tiempos de los Reyes Católicos disolvió el Monasterio, agregando a sus religiosas a la comunidad de Antealtares. Poco después se instaló en él una pequeña comunidad de Padres Mercedarios, que al pasar de los años llegó a ser uno de los conventos Mercedarios más ricos de España.

En 1885 se inaugura en los edificios de Santa María de Conxo el actual Manicomio de Conxo.

Lo que empezó como locura de amor, es un hospital para curar locuras.

Santiago Lorenzo Sueiro
Presidente de Alianzagalega